La Postura Antalgica y el Entrenamiento Respiratorio, pueden ayudar a prevenir el dolor.

La Postura Antálgica combinado con la técnica del entrenamiento respiratorio, permite evitar dolencias, mejorar el alineamiento postural y contribuir en la recuperación del paciente.

La Respiración, tiene una función muy importante para la vida, ya que al absorver oxigeno y expulsar carbono, mantiene de manera óptima las funciones vitales, mejora la capacidad pulmonar, mejora el flujo sanguíneo, elimina toxinas y contribuye efectivamente a la relajación.

¿CÓMO REALIZAR ESTA POSTURA?

1. Recostarse Boca Arriba:

  • Colocar ambas manos en la parte superior del abdomen.
  • Inspira lenta y profundamente llevando el aire hacia el estómago y luego hacia el pecho
  • Mantén la respiración unos 3 o 4 segundos y suénalo lentamente
  • Realiza este ejercicio durante 5 minutos.

2. Sentarse con la Espada Recta:

  • Exala y luego inhala lentamente como en el ejercicio anterior.
  • Lleva el aire hacia el adbomen, mantén el aire y suéltalo lentamente.
  • Haz cinco respiraciones y cierra los ojos, luego haz otras cinco más.
  • Repite el ejercicio pero al exalar, procura que el aire salga a la vez que dices “HUM”, esto ayudará a vaciar lo más que puedas los pulmones.

COMPLEMENTA LOS EJERCICIOS DE AUTOESTIRAMIENTO Y ESTABILIDAD

Se recomienda realizar los ejercicios indicados por su fisioterapeuta, cuidar siempre la postura y realizar de forma correcta los movimientos.

 

2019-10-10T02:44:06+02:00